Desarrollo sostenible.

Hay muchas definiciones del desarrollo sostenible. Una de las más características y aceptadas fue formulada por primera vez en 1987:
"Es el desarrollo que satisface las necesidades actuales de las personas sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las suyas."
Informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Comisión Brundtland): Nuestro Futuro Común (Oxford: Oxford University Press, 1987).

La salud y el desarrollo sostenible están íntimamente unidos. La salud de las poblaciones depende directamente de la posibilidad de acceder a fuentes de agua limpias, de contar de sistemas de evacuación de aguas residuales, de ambientes libres de contaminación, del control de enfermedades y epidemias, y de la posibilidad de acceso a los servicios sanitarios.
Por el contrario, la pobreza, la falta de educación y formación, los desastres naturales o inducidos por el hombre y la urbanización desmesurada, pueden exacerbar los problemas sanitarios. Como consecuencia, una salud pobre, está asociada con un descenso de la productividad, particularmente en el sector agrícola.
El desarrollo no puede ser adquirido ni mantenido cuando un alto porcentaje de la población se ve afectada por una salud deficitaria y sufre severas limitaciones para acceder a instalaciones sanitarias adecuadas.
El crecimiento y el desarrollo económico sostenible pueden contribuir a la mejora de la salud y al acceso a infraestructuras sanitarias. Sin embargo un crecimiento económico desordendo, sin tener en cuenta los principios de del respeto por el medio ambiente, puede tener repercusiones negativas sobre la calidad de vida de las personas y sobre el estado sanitario. Un medio ambiente limpio es fundamental para la salud y el bienestar de los ciudadanos.

La Agenda 21, marcando directrices para la sostenibilidad, refiere la protección y la mejora de la salud humana desarrollando las siguientes áreas interrelacionadas:

  • Cubrir las mecesidades sanitarias primarias, especialmente en las áreas rurales.
  • Controlar las enfermedades de comunicación obligatoria.
  • Proteger a los colectivos vulnerables.
  • Cubrir las necidades sanitarias de la población urbana.
  • Reducir el riesgo sanitario de la contaminación ambiental y otras amenazas.

Otras fuentes de información sobre desarrollo sostenible

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador