Tramitación

Solicitud

Se inicia con la formalización de una Solicitud de Arbitraje, que puede presentarse en la Junta Arbitral directamente o a través de las organizaciones representativas de las personas con discapacidad y sus familias.

  • Una vez recibida la solicitud se comprueba que reúne los requisitos exigidos legalmente y que la reclamación puede ser resuelta a través del Sistema Arbitral.
  • Si el reclamado está adherido al sistema, el presidente de la Junta Arbitral acordará la iniciación del procedimiento arbitral. Si no lo está, se le traslada la solicitud para que en el plazo de 10 días manifieste si acepta resolver el conflicto a través del Sistema Arbitral.
  • Si el reclamado opta por rechazar la invitación al arbitraje o no contesta en el plazo concedido, se archivará la solicitud sin más trámites, dado el carácter voluntario del Sistema.
  • Si el reclamado contestara aceptando la invitación, el presidente de la Junta Arbitral acordará el inicio del procedimiento.
  • Las resoluciones del presidente de la Junta Arbitral acordando el inicio del procedimiento arbitral se notificarán a las partes, sin que quepa recurso alguno contra las mismas.

Modelo de solicitud

Órgano arbitral

Iniciado el procedimiento arbitral, el Presidente de la Junta designará un árbitro o un colegio arbitral para conocer el conflicto.

  • De los arbitrajes en que la cuantía de la pretensión sea inferior a tres mil euros, conocerá un solo árbitro, designado por las Administraciones Públicas entre el personal a su servicio incluido en la lista de árbitros acreditados y que asumirá las facultades que en este Real Decreto se asignan al presidente del colegio arbitral.
  • En el resto de los casos, conocerá de los asuntos un colegio arbitral integrado por tres árbitros acreditados elegidos cada uno de ellos entre los propuestos por:
    • la Administración pública,
    • las organizaciones representativas de las personas con discapacidad y sus familias y,
    • las organizaciones de carácter económico sin ánimo de lucro.

Los árbitros actuarán de forma colegiada, asumiendo la presidencia el árbitro propuesto por la Administración.

Alegaciones de las partes y audiencia

A lo largo de todo el procedimiento las partes serán oídas dándoles traslado de todos los documentos, alegaciones o pruebas que se presenten. En particular se les requerirá expresamente para una audiencia presencial o, en otro caso, se concederá un plazo, que no excederá de quince días, a ambas partes para que formulen alegaciones.

Pruebas

El Colegio acordará las pruebas que estime pertinentes bien por propia iniciativa o la de las partes.
Cuando las pruebas se acuerden de oficio por el Colegio Arbitral, estás serán costeadas por la Administración de la que dependa la Junta Arbitral. En caso de pruebas propuestas por las partes, el pago será asumido por éstas.

Laudo

El Procedimiento finaliza con un laudo que resuelve el conflicto y tiene eficacia de cosa juzgada.
Si las partes llegaran a un acuerdo por sí mismas a lo largo del procedimiento, éste será recogido en un laudo llamado conciliatorio, con el fin de que tenga la misma eficacia que si de una sentencia judicial se tratase.

Recursos

Contra el laudo dictado por el Colegio Arbitral sólo cabe el Recurso de Anulación ante la Audiencia Provincial en un plazo de dos meses desde la notificación a los interesados y el Recurso de Revisión, conforme a lo establecido en la legislación procesal para las sentencias judiciales firmes.
 

Si desitja localitzar informació relacionada amb el contingut d'aquesta pàgina, utilitzi el cercador