Medicamentos y Conducción

Las lesiones por accidentes de tráfico y sus consecuencias en el ámbito de la salud, social, legal y económico, constituyen un grave problema de salud pública en todos los países, y evitarlos debe ser una prioridad. Aunque existen diversos factores que influyen en mayor o menor medida en el origen de las lesiones por accidentes de tráfico, el consumo de medicamentos es objeto de creciente interés y es necesario que la ciudadanía esté sensibilizada sobre los efectos negativos que determinados medicamentos pueden tener en la conducción de vehículos.

Fruto del trabajo de colaboración entre la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (MSSSI) y la Dirección General de Tráfico del Ministerio del Interior, Universidad de Valladolid, sociedades científicas, colegios profesionales y asociaciones de pacientes se han elaborado materiales de Información y recomendaciones para población general sobre medicamentos y conducción basados en el “Documento de consenso sobre medicamentos y conducción en España: Información a la población general y papel de los profesionales sanitarios”. Esta iniciativa pretende que los ciudadanos tengan la información necesaria para que puedan decidir si es seguro, o no, conducir o utilizar maquinaria después de haber tomado uno o más medicamentos y es un paso más en el empoderamiento de la población para una más adecuada toma de decisiones.

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador