Introducción

El Reglamento (CE) nº 1907/2006 (REACH)* tiene como objetivo fundamental asegurar un elevado nivel de protección de la salud humana y el medio ambiente, a la vez que se fomenta la innovación y se promueve el uso de métodos alternativos para valorar las propiedades peligrosas de las sustancias químicas.

Uno de los mayores alicientes del Reglamento REACH es que incrementa la información existente sobre los efectos peligrosos de las sustancias. Se basa en el principio de que corresponde a los fabricantes, importadores y usuarios intermedios garantizar que sólo fabrican, comercializan o usan sustancias que no afectan negativamente a la salud humana o al medio ambiente.

Esencialmente, comprende cuatro procesos:

Para gestionar los aspectos técnicos, científicos y administrativos y coordinar todo el sistema, se ha establecido en Helsinki la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA).

* La entrada en vigor del Reglamento (CE) nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2008 sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, modifica al Reglamento (CE) nº 1907/2006 además de modificar y derogar las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE.

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador