Preguntas más frecuentes

VOLVER

¿Qué son las aguas de consumo humano?

Son todas aquellas aguas ya sea en su estado original, ya sea después del tratamiento, utilizadas para beber, cocinar, preparar alimentos, higiene personal y para otros usos domésticos, sea cual fuere su origen e independientemente de que se suministren al consumidor, a través de redes de distribución públicas o privadas, de cisternas, de depósitos públicos o privados.

Así como todas aquellas aguas utilizadas en la industria alimentaria para fines de fabricación, tratamiento, conservación o comercialización de productos o sustancias destinadas al consumo humano, así como, a las utilizadas en la limpieza de las superficies, objetos y materiales que puedan estar en contacto con los alimentos.

¿Cuál es la legislación vigente sobre agua de consumo?

La legislación vigente fundamental sobre agua de consumo humano es el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.

¿En qué fecha entró en vigor el Real Decreto 140/2003?

El Real Decreto 140/2003 entró en vigor el día 22 de febrero de 2003.

¿Qué es una zona de abastecimiento?

Es el área geográficamente definida y censada por la autoridad sanitaria a propuesta del gestor del abastecimiento o partes de este, no superior al ámbito provincial, en la que el agua de consumo humano provenga de una o varias captaciones y cuya calidad de las aguas distribuidas pueda considerarse homogénea en la mayor parte del año.

¿Puedo conocer la calidad del agua de consumo de mi ciudad?

Sí, puede conocer la calidad del agua de consumo humano de su ciudad a través del acceso del ciudadano que tiene habilitado este Ministerio en el Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo (SINAC Se abrirá en una ventana nueva. ), o puede preguntar en su Consejería de Sanidad, empresa abastecedora o Municipio.

VOLVER

Necesitaría realizar un análisis de una muestra de agua, ¿dónde puedo llamar para informarme?

Existen numerosos laboratorios de control de calidad del agua de consumo tanto públicos como privados. Según la normativa vigente, el Ministerio elabora un censo oficial de laboratorios de control del agua de consumo en España. Pueden consultar el listado de laboratorios en la web del Ministerio.

El agua de consumo sabe o huele mal o sale turbia, ¿dónde puedo llamar para informarme?

En primer lugar debe llamar a la entidad gestora del abastecimiento, en la factura del agua vendrá el número de teléfono. También puede informarse en su Ayuntamiento. Para consejos sanitarios, debe dirigirse a las autoridades sanitarias de su Comunidad Autónoma o de su provincia.

¿Qué puede deteriorar la calidad del agua de consumo?

A medida que se incrementa la demanda de agua, y por tanto la búsqueda de nuevos recursos hídricos, pueden aparecer problemas relacionados con la calidad del agua, generalmente producidos por la contaminación. Esta contaminación puede producir un cambio en la composición física, química o biológica del agua por la introducción de sustancias o microorganismos indeseables capaces de suponer, bajo determinadas circunstancias, un riesgo para la salud de las personas a corto o a largo plazo.

Hace años, o como sucede aún en muchos países en desarrollo, los riesgos más frecuentes asociados al agua de consumo eran las enfermedades infecciosas de transmisión hídrica; como por ejemplo el cólera, el tifus o la disentería. Sin embargo, en países desarrollados e industrializados como España, hoy en día los riesgos sanitarios se asocian cada vez más con la exposición a contaminantes de origen químico. Esta creciente preocupación se ve reflejada en las políticas de la Unión Europea.

Las fuentes de contaminación procedentes de determinadas actividades industriales, ganaderas, agrícolas, urbanas e incluso de fuentes naturales; pueden deteriorar el agua en origen, en las captaciones, las aguas subterráneas, o en otros puntos de la zona de abastecimiento.

Una mala gestión durante el tratamiento, almacenamiento o distribución del agua, también puede generar riesgos sanitarios. Los problemas más frecuentes son:

Como se ha señalado anteriormente, en gran parte del mundo, aún sigue habiendo una alta morbilidad[1] y mortalidad[2] provocada por enfermedades de transmisión hídrica, actualmente de escasa incidencia en España. No obstante, para ampliar información sobre este tipo de riesgos y afecciones, se recomienda consultar la información de la Organización Mundial de la Salud Se abrirá en una ventana nueva. (OMS) en materia de enfermedades de transmisión hídrica.

[1] Nuevos casos de enfermedad en un período determinado de tiempo.
[2] Número de fallecimientos atribuibles a tipo particular de enfermedad, en este caso de origen hídrico

VOLVER

¿Quién es el responsable del abastecimiento de agua de consumo a la población?

Los Municipios son responsables de asegurar que el agua suministrada a través de cualquier red de distribución, cisterna, o depósito móvil en su ámbito territorial sea apta para el consumo en el punto de entrega al consumidor.

La gestión del abastecimiento puede ser directa o indirecta (concesión a empresas abastecedoras, empresas municipalizadas, consorcios, etc.)

¿Cuál es mi responsabilidad como propietario de un inmueble en cuanto a la calidad del agua de consumo?

Los propietarios de los inmuebles son responsables de mantener la instalación interior del agua en perfectas condiciones, a efectos de evitar empeoramiento de la calidad desde la acometida hasta los grifos. (Cañerías, depósitos particulares, grifería, etc).

¿Qué sustancias y microorganismos se controlan en el agua de consumo?

Existen cuatro grupos de parámetros considerados en la actual normativa de agua de consumo:

A: parámetros microbiológicos. Son indicadores de contaminación biológica de las aguas. El incumplimiento de los límites establecidos, puede ocasionar riesgos para la salud a corto plazo.

B: parámetros químicos. La contaminación química es una de las mayores preocupaciones de nuestro tiempo, y generalmente llega al medio acuático por las actividades industriales, agrarias, las aguas de tormenta y a través de los efluentes y vertidos de aguas residuales de origen urbano. Son contaminantes orgánicos, inorgánicos, por naturaleza del terreno, por contaminación puntual o difusa, y en ocasiones debidos a subproductos generados en los tratamientos de potabilización.

C: parámetros indicadores.La presencia de estas sustancias, o las oscilaciones de algunos de estos parámetros, están relacionadas bien con la eficacia de tratamiento del agua y su control; bien con la percepción del agua a través de los sentidos (olor, color, sabor, gusto, también llamadas características organolépticas).

D: Radiactividad. La presencia de este tipo de contaminación en España se debe a la radiactividad natural procedente del terreno, y está restringida a determinados tipos de formaciones geológicas. Es más frecuente en las aguas subterráneas.

VOLVER

¿Cómo se califica una muestra de agua de consumo humano?

Se puede calificar como: agua apta y agua no apta.

¿Qué es un incumplimiento?

Incumplimiento es toda superación de los valores paramétricos recogidos en la legislación (anexo I del Real Decreto 140/2003, de 7 febrero). Dependiendo del tipo de parámetro que sea incumplido y el grado de incumplimiento, el agua podrá seguir siendo “apta para el consumo” o calificarse como “no apta”. Incluso pudiendo llegar a declararse como “no apta con riesgos para la salud”.

Los incumplimientos pueden ser puntuales o persistentes en el tiempo.

Los puntuales, generalmente son debidos a incidencias en los abastecimientos (ej: inundaciones, falta de suministro eléctrico, rotura de tubería, etc.) En estos casos, los gestores ponen en marcha las medidas correctoras para solucionar la incidencia.

Los incumplimientos persistentes en el tiempo se presentan cuando la solución al problema requiere unas medidas correctoras importantes y un plazo largo hasta que son implantadas. En estos casos, puede solicitarse una “autorización de excepción” si el parámetro es un parámetro químico.

En ambos casos, se comunicará esta circunstancia a la población, así como recomendaciones específicas para los grupos de población de mayor riesgo (casi siempre los niños, los ancianos y las mujeres embarazadas).

Por estos motivos, según el tipo de parámetro o grado de incumplimiento, en la ficha con los resultados de aptitud en el acceso al ciudadano del SINAC Se abrirá en una ventana nueva. , puede aparecer información adicional sobre medidas sanitarias que deben adoptarse en cada situación, origen de la contaminación y otras indicaciones de la autoridad sanitaria.

VOLVER

¿Qué es una excepción?

La legislación europea y la nacional (Directiva 98/83/CE y Real Decreto 140/2003), posibilitan en determinadas situaciones que un abastecedor pueda solicitar una autorización a la autoridad sanitaria autonómica, para suministrar agua de consumo con niveles de uno o varios parámetros químicos por encima del valor legal. Esto únicamente puede suceder hasta que se haya corregido la causa que originó la elevación de los niveles de dicho parámetro y de forma limitada en el tiempo. En todo momento, los nuevos valores autorizados para ese abastecimiento, no pondrán en riesgo la salud de la población que es abastecida, que deberá estar informada siempre de tales circunstancias.

¿Las industrias, los hoteles, las urbanizaciones, las casas rurales, restaurantes de carretera, etc. ¿son zonas de abastecimiento?

Sí, siempre que tengan un suministro de agua propio sin estar conectados a una red de distribución pública. Es decir, que tengan su propia captación (ej: pozo o arroyo), su tratamiento de potabilización y su depósito. En estos casos, deben cumplir todo lo relativo a las zonas de abastecimiento, tal y como se recoge en el Real Decreto 140/2003.

¿Cuáles son los criterios de calidad del agua de consumo en la industria alimentaria?

La industria alimentaria debe cumplir lo relativo a los requisitos de agua de consumo recogidos en el Real Decreto 140/2003 y en la Orden sobre sustancias Se abrirá en una ventana nueva. para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano.

Como única excepción, la industria alimentaria puede utilizar agua con un pH inferior al indicado en el anexo I del citado Real Decreto (hasta 4,5 unidades de pH) (Véase nota 6, del punto C. Parámetros Indicadores, del Anexo I del Real Decreto 140/2003).

Los requisitos del agua de consumo no se aplicarán a las aguas que no estén en contacto con los alimentos o que no se utilicen en su procesado. (Ej: aguas de un circuito cerrado de refrigeración).

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) Se abrirá en una ventana nueva.  ha elaborado un documento que contiene unas aclaraciones prácticas sobre los requisitos que deben cumplir las empresas agroalimentarias en relación con el agua de consumo "Descargar Archivo pdf.  Se abrirá en una ventana nueva. ".

VOLVER

¿Que relación tiene la Sequía con la calidad del agua?

La posición geográfica de la Península Ibérica condiciona en gran parte de nuestro territorio la disponibilidad de agua.

Tal como demuestran las series históricas de datos meteorológicos, las condiciones climatológicas sufren períodos prolongados de baja pluviosidad mientras la demanda de agua no deja de aumentar. A ello debemos añadir las predicciones de cambio climático en los años venideros que previsiblemente afectarán también a la disponibilidad de agua.

Esto supone un gran esfuerzo a todos los niveles para lograr que la población pueda ser abastecida con agua de calidad. Por parte de usuarios y consumidores, debería ser también objeto de una importante reflexión. Aunque el agua destinada a consumo no es la fracción más importante, un uso responsable y moderado puede prolongar la disponibilidad de este preciado recurso.

La administración y las empresas del mundo del agua, se esfuerzan por mejorar y conseguir nuevos recursos. La desalación y la reutilización, pueden constituir fuentes alternativas para algunos usos. En el caso de la desalación, es posible producir agua apta para el consumo. Sin embargo, la reutilización directa de aguas procedentes de depuradoras urbanas, mientras permite disponer de ciertos recursos adicionales empleados comúnmente en riego, etc; no se utiliza para la producción de agua para consumo humano.

¿Cada cuánto tiempo se actualiza el Censo de Laboratorios?

El Censo oficial de Laboratorios de control de agua de consumo humano se actualiza semestralmente. Esto puede ser consultado en el portal del Ministerio. Todo laboratorio censado deberá remitir las renovaciones y modificaciones de sus datos antes de cada actualización con el fin de aparecer con los datos correctos.

¿Para el censo oficial de laboratorios de control de agua de consumo humano, es necesario enviar la renovación de las normas UNE 9001 y UNE 17025?

Sí, es necesario que cada laboratorio notifique tanto la renovación de ambas normas como la baja de las mismas, además de cualquier modificación que se produzca en el Anexo III del Real Decreto 140/2003 (cambio en las fechas de renovación, cambio de entidad certificadora, alcance de la acreditación, nombre de laboratorio, dirección postal, teléfono, correo electrónico, etc.) a la dirección aguas@msssi.es .

VOLVER

¿Qué requisitos debe tener un laboratorio para poder analizar muestras de agua de consumo humano?

Todo laboratorio público o privado que quiera realizar determinaciones para los análisis de control y análisis completos del autocontrol, vigilancia sanitaria o control en grifo del consumidor; deberá implantar un sistema de aseguramiento de la calidad y validarlo ante una unidad externa de control de calidad, que realizará periódicamente una auditoría.

Si el laboratorio analiza más de 5.000 muestras al año, deberá estar acreditado por la UNE-EN ISO/IEC 17025 para los parámetros que señala el anexo I del Real Decreto 140/2003 con las especificaciones de su anexo IV.

Si analiza menos de 5.000 muestras al año, y no está acreditado por la UNE-EN ISO/IEC 17025, deberá disponer al menos de una certificación por la UNE-EN ISO 9001.

¿Qué se entiende como sustancia para el tratamiento del agua de consumo?

Toda sustancia activa que forme parte de un preparado, que se agregue al agua para ser empleada en los procesos de tratamiento de potabilización del agua destinada a la producción de agua consumo humano y su distribución, incluida el agua en la industria alimentaria.

Para comercializar una sustancia de tratamiento de aguas de consumo humano, ¿necesito un certificado sanitario de acuerdo al Real Decreto 140/2003?

El Ministerio de Sanidad durante el año 2003, realizó un censo de sustancias con la única finalidad de conocer cual era la situación en cuanto al tipo de productos y sustancias activas y empresas comercializadoras/fabricantes que distribuían y vendían en España únicamente a título informativo.

Este requisito de informar al Ministerio, se estableció legalmente a través de la disposición transitoria cuarta del Real Decreto 140/2003, debiendo remitir el Anexo VIII cuyo plazo de remisión finalizó. Aunque la información obtenida fue útil y de gran interés para afrontar la planificación legislativa, ocasionalmente fue confundido con registro sanitario u homologación.

El Ministerio de Sanidad no otorga actualmente ningún tipo de certificado sanitario, acreditación, ni homologación para sustancias para el tratamiento del agua. Para comercializar un producto se debe cumplir con lo dispuesto en los artículos 9 y 10 del Real Decreto 140/2003 y con la Orden sobre sustancias para el tratamiento de agua destinada a la producción de agua de consumo humano.

VOLVER

¿Cómo deben gestionarse los productos que son mezcla de varias sustancias activas en el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano?

Los requerimientos, en base a la normativa vigente, sobre sustancias para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano, son para cada sustancia activa, no para el producto final ni excipientes. Para comercializar un producto se debe cumplir con lo dispuesto en los artículos 9 y 10 del Real Decreto 140/2003 y con la Orden sobre sustancias para el tratamiento de agua destinada a la producción de agua de consumo humano.

Además, las sustancias y productos finales deben cumplir la legislación que le sea de aplicación sobre biocidas y REACH, al margen de las consideraciones anteriores.

¿Cómo puedo demostrar que la sustancia activa que comercializo para el tratamiento de potabilización del agua cumple la norma UNE EN?

Para demostrar que la sustancia activa cumple la norma UNE-EN, los fabricantes y envasadores de las sustancias deberán suministrar a los usuarios intermedios un certificado de Análisis de producto. En el caso de sustancias generadas “in situ”, el certificado de Análisis de producto se aplicará únicamente a sus precursores, siempre que estén incluidos en el listado de sustancias autorizadas para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano.

Si tengo una sustancia para el tratamiento del agua, ¿cómo puedo obtener un certificado de análisis del producto?

El certificado* demuestra que los resultados del análisis de una/s muestra/s de la sustancia, impurezas y subproductos principales cumplen con la norma UNE-EN correspondiente u otra norma o estándar análogo que garantice un nivel de protección de la salud, al menos equivalente. Dicho certificado deberá ser renovado cada dos años, así como siempre que se realice cualquier modificación en el proceso de fabricación que pueda tener influencia sobre la calidad de las sustancias.

Este certificado deberá ser expedido por un laboratorio que cumpla uno de estos tres requisitos:

Nota1: * El certificado deberá estar al menos en castellano. Nota 2: Para el caso de gases como cloro gas, dióxido de cloro u ozono, la analítica podrá ser realizada en la propia fábrica por motivos de seguridad.

VOLVER

¿Qué deben cumplir las sustancias que se utilizan para el tratamiento de potabilización del agua de consumo?

Deben cumplir con artículo 9 y 10 del Real Decreto 140/2003 y con la Orden sobre sustancias, y toda aquella legislación que le fuera de aplicación (normativa sobre biocidas y REACH).

¿Qué sustancias se pueden utilizar para el tratamiento de potabilización del agua de consumo?

Únicamente se pueden utilizar aquellas sustancias activas que cumplan con el Real Decreto 140/2003, y que estén listadas en el anexo de la Orden sobre sustancias para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano y en las condiciones de utilización descritas en dicha Orden. Esta norma se actualiza periódicamente.

Únicamente se pueden utilizar aquellas sustancias activas que cumplan con el Real Decreto 140/2003, y que estén listadas en el anexo de la Orden sobre sustancias para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano y en las condiciones de utilización descritas en dicha Orden. Esta norma se actualiza periódicamente.

Para comercializar un producto o material en contacto con el agua de consumo, ¿necesito un certificado sanitario de acuerdo al Real Decreto 140/2003?

El Ministerio de Sanidad durante el año 2003, realizó un censo de productos de construcción en contacto con el agua de consumo con la única finalidad de conocer cual era la situación en cuanto al tipo de productos y empresas comercializadoras/fabricantes que distribuían y vendían en España únicamente a título informativo.

Este requisito de informar al Ministerio, se estableció legalmente a través de la disposición transitoria cuarta del Real Decreto 140/2003, debiendo remitir el Anexo IX cuyo plazo de remisión finalizó. Aunque la información obtenida fue útil y de gran interés para afrontar la planificación legislativa, ocasionalmente fue confundido con registro sanitario u homologación.

El Ministerio de Sanidad no otorga actualmente ningún tipo de certificado sanitario, acreditación, ni homologación para productos de la construcción en contacto con el agua de consumo. Para comercializar un producto se debe cumplir con lo dispuesto en el artículo 14 del Real Decreto 140/2003.

VOLVER

¿Existe algún listado de los materiales autorizados para el uso en contacto con agua de consumo?

No existe ningún listado de materiales autorizados para el uso en contacto con agua de consumo. No obstante, los materiales en contacto con el agua de consumo deben cumplir:

Lo dispuesto en el artículo 14 del Real Decreto 140/2003, en cuanto a que los productos que estén en contacto con el agua no transmitirán al agua de consumo humano sustancias o propiedades que contaminen o empeoren su calidad y supongan un riesgo para la salud de la población abastecida.

Actualmente se está elaborando una normativa de criterios técnicos para los productos de construcción en contacto con el agua de consumo por parte del Ministerio de Industria con la colaboración del Ministerio de Sanidad.

Entretanto se recomiendan dos aspectos a tener en cuenta desde el punto de vista sanitario:

¿Qué requisitos sanitarios deben cumplir los productos de construcción que se instalen en contacto con el agua de consumo?

Los productos de construcción que se instalen en los abastecimientos y en las instalaciones interiores deberán cumplir lo dispuesto en el artículo 14 del Real Decreto 140/2003, en cuanto a que los productos que estén en contacto con el agua no transmitirán al agua de consumo humano sustancias o propiedades que contaminen o empeoren su calidad y supongan un riesgo para la salud de la población abastecida.

Actualmente se está elaborando una normativa de criterios técnicos para los productos de construcción en contacto con el agua de consumo por parte del Ministerio de Industria con la colaboración del Ministerio de Sanidad.

Entretanto se recomiendan dos aspectos a tener en cuenta desde el punto de vista sanitario:

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador