Productos de la construcción y materiales en contacto con el agua de consumo

Productos y materiales en contacto con el agua de consumo humano

Productos de la construcción

El agua, especialmente por su naturaleza líquida, está íntimamente en contacto con diversos tipos de productos y materiales de construcción (cementos, metales, plásticos, recubrimientos, etc.) desde que es captada en el medio ambiente hasta el grifo del consumidor.

Dependiendo del tipo y la calidad de los productos empleados, así como según la composición química del agua y de las condiciones ambientales el abastecimiento, determinadas sustancias pueden ser capaces de migrar al agua. Algunas sustancias pueden tener efectos de tipo sanitario; por ejemplo, como sucedía en determinadas situaciones con las conducciones de plomo y los casos de intoxicación aguda, capaces de provocar la enfermedad conocida como “Saturnismo”, especialmente en niños.

Por ese motivo, el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, establece en su artículo 14, sobre productos de construcción que: “El material de construcción, revestimiento, soldaduras y accesorios no transmitirán al agua sustancias o propiedades que contaminen o empeoren la calidad del agua procedente de la captación”.

Por este motivo, los productos o materiales de construcción en contacto con el agua de consumo humano instalados desde la captación hasta el grifo del consumidor deben cumplir con lo siguiente:

  • Bien por su composición o por las prácticas de instalación empleadas, no transmitirán al agua de consumo humano sustancias o propiedades que contaminen o empeoren su calidad y supongan un incumplimiento de los requisitos especificados en el anexo I o un riesgo para la salud de la población abastecida.
  • Las autorizaciones para el uso e instalación de estos productos estarán sujetas a las disposiciones que establezca la Comisión Interministerial de Productos de Construcción (CIPC), dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
  • Deberán cumplir cualquier otra legislación que les fuera de aplicación.

Información adicional.

Las consultas sobre temas relacionados con los productos de construcción en contacto con el agua, deben dirigirse a:

Comisión Interministerial de Productos de la Construcción.

Subdirección General de Calidad y Seguridad Industrial de la Dirección General de Desarrollo Industrial.

Ministerio de Industria, Turismo  y Comercio Se abrirá en una ventana nueva. .

Así mismo pueden consultar en el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja Se abrirá en una ventana nueva. .

 

EL SISTEMA EUROPEO DE ACEPTACIÓN DE PRODUCTOS DE CONSTRUCCIÓN (EAS)

El Sistema Europeo de Aceptación de productos de construcción (EAS, European Approval Scheem) es un sistema aún en desarrollo, que pretende regular la aprobación armonizada dentro de la Unión Europea de los materiales destinados a utilizarse en contacto con el agua de consumo. Para ello establece unos niveles muy exigentes de calidad y de seguridad sanitaria de los productos.

Por ese motivo, el sistema europeo pretende garantizar la seguridad de los consumidores gracias a incorporar:

  • Sistemas de auditoría y ensayo por parte de empresas acreditadas que verifiquen que los productos satisfacen normas europeas desarrolladas específicamente con este fin.
  • Garantizar mecanismos que permitan la identificación de los productos que cumplen con el EAS. (Por ejemplo mediante un marcado específico tras superar los requisitos de la aprobación).

Los objetivos principales del futuro sistema europeo son:

  • Evitar dificultades de comercio de productos y materiales de construcción entre Estados Miembros. Por la coexistencia de diversos Planes Nacionales de Aceptación no normalizados en varios países, cada uno con sus condicionantes, y diversos grados de exigencia)
  • Salvaguardar la salud de los consumidores.
  • Unificar los actuales Planes Nacionales de Aceptación (aprobación) de productos en contacto con el agua de consumo humano de los países de la Unión Europea donde existían previamente.
  • Identificar las instituciones que realizan ensayos, certificación, regulación, etc.
  • Preparar los procedimientos sobre requerimientos de ensayo y los criterios de aceptación.
  • Seleccionar y mantener las listas positivas.
  • Desarrollo de disposiciones que permitan reconocer la validez de las aprobaciones concedidas en otros países. (Compatibilidad).

Más información. Informe provisional sobre el EAS: EAS on Paper. 2002.

http://europa.eu.int/comm/enterprise/construction/internal/essreq/eas/easrep.htm Se abrirá en una ventana nueva.  (en inglés).

En algunos países como sucede en España, no hay aún definidos sistemas de evaluación y aceptación. En este caso, los fabricantes asumen la responsabilidad de la idoneidad de los materiales y productos en contacto con el agua. En la actualidad, el Ministerio Sanidad y Consumo trabaja para adelantarse al futuro Sistema Europeo de Aceptación y coordinar el establecimiento de criterios sanitarios para facilitar la selección de productos y materiales.

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador